Back to Historias Gravel

La carrera más loca en el momento más extraño. Un viaje a GBDuro de la mano de Josh Ibbett.

20 Agosto 2020

2020 ha sido un año inusual en todos los aspectos. Algunos eventos se cancelaron, otros se adaptaron. GBDuro es uno de ellos, y su edición del 2020 puede haber sido incluso más extraña que los meses que hemos vivido en este año.

Cuando la pandemia de la Covid-19 golpeó al mundo en Febrero de 2020, nadie podía imaginar lo que estaba a punto de ocurrir. Los confinamientos que tuvieron lugar cambiaron los planes de todo el mundo durante los meses siguientes y crearon un estado de incertidumbre en el mundo del ciclismo. ¿Cuando podrían abrir de nuevo las bicicleterías? ¿Cuando empezarían las carreras de nuevo, tanto a nivel profesional como amateur? ¿Podríamos montar en bici de nuevo, y por cuánto tiempo?.

Para los ciclistas alternativos como Josh Ibbett, puede que esta situación haya sido aún más difícil de llevar. Con las enormes limitaciones a la hora de viajar instauradas por los gobiernos, en un esfuerzo de luchar contra el virus, lo privaron de lo que lo hace sentirse vivo: la emoción de la aventura.

¿Dirty Reiver? Cancelada. ¿Tour Divide? Cancelada. ¿Dirty Kanza? "Kanzelada".

Todos han tenido que adaptarse rápidamente e intentar encontrar un nuevo sentido de normalidad. La mejor característica del ser humano es precisamente la adaptabilidad, y eso es exactamente lo que ha hecho todo el mundo: adaptarse. Los que no practicaban ciclismo han empezado a montar en bici, los ciclistas que practican con regularidad encontraron nuevas rutas inexploradas precisamente al lado de su casa y los organizadores de carreras encontraron formas de organizar carreras manteniendo el distanciamiento social.

2020 iba a ser supuestamente el año de la 2ª edición de GBDuro, una carrera de resistencia de 2.000 km partiendo desde el punto más al sur de Inglaterra hasta el punto más septentrional de Escocia. Intentando reducir los contactos sociales potenciales que pudieran tener lugar durante la carrera, los organizadores cambiaron la competición de tener apoyo para cada corredor a ser una carrera totalmente autosuficiente, convirtiéndola en la mejor carrera "Covid-friendly".

Ficha de Josh Ibbett

Fotografía: GBDuro

Estos cambios suponían que todos los participantes tendrían que llevar consigo todo el material desde el principio hasta el final, incluyendo toda la comida que necesitaran durante el recorrido. También supuso que los corredores tendrían que gestionar sus tiempos de descanso y carrera ellos mismos.

Tras haber participado en las principales carreras de bikepacking en los últimos años, el ganador de la carrera Transcontinental del pasado 2015, Josh Ibbett estaba definitivamente a la altura de este desafío de cargar con su bicicleta con 30 kg por las carreteras de su país.

Lo que ocurrió después es una historia épica.

Josh Ibbett con su bicicleta

Fotografía: Ryan Le Garrec

Porque una imagen vale más que mil palabras, y una película vale más que mil imágenes, te invitamos a ver el siguiente vídeo y embarcarte con nosotros en esta aventura loca con Josh.

play